ÉXTASIS DE SANTA TERESA

Éxtasis de Santa Teresa, iglesia de Santa María de la Victoria (Roma) 4

IDENTIFICACIÓN:

En esta imagen podemos observar el Éxtasis de Santa Teresa, escultura barroca italiana esculpida entre 1645-1652 por Bernini, por lo que se trata de una obra de madurez del autor. Fue realizada por encargo del cardenal Cornaro, para ser colocada donde iría su tumba, en la iglesia carmelita de Santa María de la Victoria en Roma, donde actualmente se encuentra, en la llamada Capilla Cornaro

DESCRIPCIÓN: Se trata de una representación en mármol que reproduce a Santa Teresa profundamente turbada ante uno de sus episodios místicos, en el que un ángel traspasa su corazón con un dardo ardiente, mientras que sus miembros cuelgan desmayados, y los ropajes se pliegan y mueven.

La obra forma parte de una gran escenografía, en la que los miembros de la familia Cornaro se asoman asombrados ante el milagro desde los palcos laterales.

El grupo escultórico por sí solo no causaría el impacto que ocasiona al participar de la extraordinaria escenografía de la capilla, en la que el color de los mármoles, las pinturas y el dorado de los metales acentúan la riqueza cromática. Los juegos lumínicos se logran mediante filtros, como el trampantojo cenital donde una corte de querubines acompañan al Espíritu Santo.

Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminación celestial realizada en bronce dorado.

Bernini consigue en esta obra llegar a un verdadero virtuosismo a la hora de tratar las distintas superficies esculpidas, dándonos un verdadero muestrario de texturas, blandas en las carnes, duras y lisas en los ropajes de la santa, sutiles y pegadas al cuerpo en los del ángel, rugosas en las nubes… Esta diferenciación de texturas la realiza a través de un mayor o menor pulido de las superficies, lo cual influye en el comportamiento que tendrá el material frente a la luz.

Además logra, a través de diversos recursos, transmitir los sentimientos expresados por la santa. El rostro, con los ojos cerrados y la boca entreabierta, unido al estado de desmayo lánguido que nos revela la mano, están inspirados directamente en gestos del amor físico, cargando de un fuerte erotismo la escena

VALORACIÓN:

Se trata de una de las obras maestras del alto Barroco, por su concepción escenográfica y la emoción que transmite.

Su influencia será inmensa en toda la escultura posterior, tanto barroca (aunque en España entrará tardíamente, hacia finales del XVII) como neoclásica (Cánova) o de Rodin. Muchas de sus características serán, incluso, recogidas por la pintura, como el caso de Rubens.

FUENTES:

-http://es.wikipedia.org/wiki/Éxtasis_de_Santa_Teresa -http://seordelbiombo.blogspot.com.es/2012/03/analisis-y-comentario-del-extasis-de.html -AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Página 291

AUTOR: Alexis Torres Moreno

10 respuestas a ÉXTASIS DE SANTA TERESA

  1. Gabriel Mayo Alfonso dice:

    IDENTIFICACIÓN:

    Nos encontramos ante el Éxtasis de Santa Teresa, obra que pertenece a la escultura barroca y propia del escultor Gian Lorenzo Bernini. Realizada entre los años 1645 y 1652, este conjunto escultórico se concibió para situarse en el lugar que el cardenal Cornaro había elegido para su enterramiento en la iglesia carmelita de Santa María della Vittoria de Roma.

    DESCRIPCIÓN:

    Representa a Santa Teresa profundamente turbada ante uno de sus episodios místicos, en el que un ángel traspasa su corazón con un dardo.
    La obra forma parte de una escenografía. La familia Cornaro, representada en dos palcos, uno a cada lado, asiste asombrada al milagro, como si estuviera en un teatro.
    El magnífico grupo escultórico por sí solo no causaría el impacto que ocasiona al participar de la extraordinaria escenografía de la capilla. En esta el color de los mármoles , las pinturas y el dorado de los metales acentúan la riqueza cromática. Los juegos lumínicos se logran mediante filtros, como el trampatojo cenital donde una corte de querubines acompañan al Espíritu Santo.
    La santa refleja en su rostro el trance, mientras que sus miembros cuelgan desnatados, y los ropajes se pliegan y se mueven.
    Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminación celestial realizada en bronce dorado.

    VALORACIÓN:

    Se trata de una de las obras maestras del alto barroco, por su concepción escenográfica y la emoción que transmite.

    FUENTES:

    AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del Arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Páginas 287 y 291.

  2. Juan Carlos Macías López dice:

    IDENTIFICACIÓN:

    Esta imagen hace referencia a una de las obras de Gian Lorenzo Bernini (1598-1680), considera como un maestro en diversas facetas artísticas. A dicha escultura le atribuimos el nombre de “Éxtasis de Santa Teresa” realizada entre 1645-1652. Este conjunto escultórico se concibió para situarse en el lugar que el cardenal Cornaro había elegido para su enterramiento en la iglesia carmelita de Santa María Della Vittoria de Roma. Pertenece al estilo barroco en Italia.

    DESCRIPCIÓN:

    Representa a Santa Teresa profundamente turbada ante uno de sus episodios místicos, en el que un ángel traspasa su corazón con un dardo.

    La obra forma parte de una gran escenografía. La familia Cornaro, representada en dos palcos, uno a cada lado, asiste asombrada al milagro, como si estuviera en un teatro.

    El magnífico grupo escultórico por sí solo no causaría el impacto que ocasiona al participar de la extraordinaria escenografía de la capilla. En esta el color de los mármoles, las pinturas y el dorado de los metales acentúan la riqueza cromática. Los juegos luminosos se logran mediante filtros, como el trampantojo cenital donde una corte de querubines acompañan al Espíritu Santo.

    La santa refleja en su rostro el trance, mientras que sus miembros cuelgan desmayados, y los ropajes se pliegan y se mueven.

    Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminación celestial realizada en bronce dorado.

    VALORACIÓN:

    Se trata de una de la obras maestras del alto Barroco, por su concepción escenográfica y la emoción que transmite.

    FUENTES:

    -AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del Arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Páginas 287 y 291.

  3. Alexis Torres Moreno dice:

    IDENTIFICACIÓN:
    En esta imagen podemos observar el Éxtasis de Santa Teresa, escultura barroca italiana esculpida entre 1645-1652 por Bernini, por lo que se trata de una obra de madurez del autor. Fue realizada por encargo del cardenal Cornaro, para ser colocada donde iría su tumba, en la iglesia carmelita de Santa María de la Victoria en Roma, donde actualmente se encuentra, en la llamada Capilla Cornaro

    DESCRIPCIÓN:
    Se trata de una representación en mármol que reproduce a Santa Teresa profundamente turbada ante uno de sus místicos, en el que un ángel traspasa su corazón con un dardo ardiente, mientras que sus miembros cuelgan desmayados, y los ropajes se pliegan y mueven.

    La obra forma parte de una gran escenografía, en la que los miembros de la familia Cornaro se asoman asombrados ante el milagro desde los palcos laterales.

    El grupo escultórico por sí solo no causaría el impacto que ocasiona al participar de la extraordinaria escenografía de la capilla, en la que el color de los mármoles, las pinturas y el dorado de los metales acentúan la riqueza cromática. Los juegos lumínicos se logran mediante filtros, como el trampantojo cenital donde una corte de querubines acompañan al Espíritu Santo.

    Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminación celestial realizada en bronce dorado.

    Bernini consigue en esta obra llegar a un verdadero virtuosismo a la hora de tratar las distintas superficies esculpidas, dándonos un verdadero muestrario de texturas, blandas en las carnes, duras y lisas en los ropajes de la santa, sutiles y pegadas al cuerpo en los del ángel, rugosas en las nubes… Esta diferenciación de texturas la realiza a través de un mayor o menor pulido de las superficies, lo cual influye en el comportamiento que tendrá el material frente a la luz.

    Además logra, a través de diversos recursos, transmitir los sentimientos expresados por la santa. El rostro, con los ojos cerrados y la boca entreabierta, unido al estado de desmayo lánguido que nos revela la mano, están inspirados directamente en gestos del amor físico, cargando de un fuerte erotismo la escena
    VALORACIÓN:
    Se trata de una de las obras maestras del alto Barroco, por su concepción escenográfica y la emoción que transmite.

    Su influencia será inmensa en toda la escultura posterior, tanto barroca (aunque en España entrará tardíamente, hacia finales del XVII) como neoclásica (Cánova) o de Rodin. Muchas de sus características serán, incluso, recogidas por la pintura, como el caso de Rubens.

    FUENTES:
    -http://es.wikipedia.org/wiki/Éxtasis_de_Santa_Teresa
    -http://seordelbiombo.blogspot.com.es/2012/03/analisis-y-comentario-del-extasis-de.html
    -AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Página 291

  4. Andres Boza Reyes dice:

    IDENTIFICACION:

    La obra que se representa esta denominada como Extasis de Santa Teresa. Su cronologia se data de entre el 1645 al 1652, su autor es Gian Lorenzo Bernini y el conjunto escultorico se localiza en la iglesia carmelita de Santa Maria della Vittoria de Roma, Italia. Se trata de una obra del alto Barroco italiano.

    DESCRIPCION:

    Representa a Santa Teresa profundamente turbada ante uno de los episodios misticos, en el que un angel traspasa su corazon con un dardo. La obra forma parte de una gran escenografia. La familia Cornaro , representada en dos palcos, uno en cada lado, asiste asombrada al milagro, como si estuviera en un teatro.
    El magifico grupo escultorico por si solo no causaria el impacto que ocasiona al participar de la extraordinaria escenografia de la capilla. En esta el color de los marmoles, las pinturas y el dorado de los metales acentuan la riqueza cromatica. Los juegos luminicos se logran mediante filtros, como el trampantojo cenital donde una corte de querubines acompañan al Espiritu Santo. La santa refleja en su rostro el trance, mientras que sus miembros cuelgan desmayados, y los ropajes se pliegan y se mueven.
    Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminacion celestial realizada en bronce dorado.

    VALORACION:

    Se trata de una de las obras maestras del alto Barroco, por su concepcion escenografica y la emocion que transmite.

    FUENTES:

    -AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Página 291.

  5. Javier Infantes Román dice:

    IDENTIFICACIÓN:
    Éxtasis de Santa Teresa, realizada por Bernini, realizada entre los años 1645-1652, pertenece a la escultura del arte barroco de Italia, su localización de este conjunto escultórico se concibió para situarse en el lugar que el cardenal Cornaro había elegido para su enterramiento en la Iglesia carmelita de Santa María della Vittoria de Roma

    DESCRIPCIÓN:
    En la obra destacan dos figuras; empezando por la izquierda, nos encontramos con un ángel que sonríe pícaramente después de haber clavado en el corazón de la santa una flecha de amor cristiano. Éste luce una especie de manto con multitud de pliegues, en su mano derecha porta la flecha que acaba de utilizar y también luce dos hermosas alas en su espalda.
    A su lado podemos divisar a Santa Teresa en pleno éxtasis; con la boca entreabierta y los ojos cerrados que hacen que el rostro transmita una sensación de mezcla entre dolor y placer. Su cuerpo parece caerse pues sus brazos y piernas están flácidos, ella luce un exagerado manto lleno de pliegues que dan la sensación de hacerlo muy pesado, y bajo éste encontramos un cúmulo de vaporosas nubes que flotan bajo ella.
    Sobre las dos figuras caen diversos rayos realizados con bronce que nos dan la sensación de ser rayos de luz que proceden del sol que alumbra a los personajes. Rodeando el conjunto escultórico se encuentra un decorado marco.
    A su vez toda la composición nos hace acordarnos de estar viendo una representación teatral en la que el centro de la escena es el conjunto que forman el ángel y la santa. Alrededor, en las paredes laterales, se encuentran divididos en balcones los distintos miembros de la familia que le encargó esta preciosa obra (la familia Cornaro); ya que querían aparecer en ésta, Bernini originalmente los colocó en palcos como si de una actuación teatral se tratase observando éstos lo que estaba ocurriendo en escena.
    En la obra podemos apreciar el rostro exagerado de la santa como es típico en la escultura italiana barroca. La multitud de pliegues que forman sus ropajes hacen que se aprecien contrastes de claroscuro. También consta de diferentes puntos de vista y como bien se puede apreciar las figuras están en plena acción transmitiéndonos movimiento. Están realizadas en mármol blanco, aunque presenta contrastes cromáticos entre los diferentes materiales. También presenta un acabado pulido en algunas zonas y muestra rugosidad en otras.

    VALORACIÓN:
    Se trata de una las obras maestras del alto Barroco, por su concepción escenográfica y la emoción que trasmite, en su desarrollo influye la Iglesia de la Contrarreforma en la que los papas son los mecenas. La iglesia católica renovará la iconografía e impondrá el gusto por las composiciones aparatosas, para expresar su superioridad frente a la herejía protestante.

    FUENTES:
    – AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Página 291
    http://pensarelarte.blogspot.com.es/2009/05/comentario-de-el-extasis-de-santa.html

  6. javi carmona dice:

    IDENTIFICACIÓN.
    Esta obra que vemos corresponde con el Éxtasis de Santa Teresa, una de las obras muestras del alto barroco. Su autor es Bernini, el cual realiza esta obra en su período de madurez donde desarrolló las obras más personales de su trayectoria. Fue realizada estre los años 1645 – 1652. Estte conjunto escultórico se concibió para situarse en el lugar que el cardenal Cornaro había elegido para su enterramiento en la Iglesia carmelita de Santa Maria della Vittoria de Roma.
    DESCRIPCIÓN.
    Representa a Santa Teresa profundamente turbada ante uno de sus episodios místicos, en el que un ángel traspasa su corazón con un dardo.
    La obra forma parte de una gran escenografía. La familia Cornaro, representada en dos palcos, uno a cada lado, asiste asombrada al milagro, como si estuviera en un teatro.
    El magnífico grupo escultórico por sí solo no causaría el impacto que ocasiona al participar de la extraordinaria escenografía de la capilla. En esta el color de los mármoles, las pinturas y el dorado de los metales acentúan la riqueza cromática. Los juegos lumínicos se logran mediante filtros, como el tranpantojo cenital donde una corte de querubines acompañan al Espíritu Santo.
    La santa refleja en su rostro el trance, mientras que sus miembros cuelgan desmayados, y los ropajes se pliegan y se mueven.
    Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminación celestial realizada en bronce dorado.
    VALORACIÓN.
    Se trata de una de las obras muestras del alto Barroco, por su concepción escenográfica y la emoción que transmite.
    FUENTES.
    AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Página 291.

  7. Francisco Pérez Bernabé dice:

    IDENTIFICACIÓN:
    El Éxtasis de Santa Teresa es escultura realizada por el pintor y escultor Bernini durante los años 1647-1651, está situada en la iglesia de Santa María de la Victoria(Roma).Fue encargada a Bernini por encargo del cardenal Cornaro, para ser colocada donde iría su tumba. Se trata de una de las obras más importantes del barroco romano.Todo el conjunto fue supervisado y completado por un maduro Bernini durante el papado de Inocencio X.Durante este tiempo, la implicación pasada del escultor con los gastos derrochadores del previo papado Barberini había hecho que Bernini cayera en desgracia y se le privó en gran medida del mecenazgo papal pero por consiguiente se encontraba disponible para el veneciano Cardenal Federico Cornaro, que eligió la iglesia de Santa María de la Victoria.

    DESCRIPCIÓN:
    Representa a Santa Teresa de Jesús, escritora mística y reformadora de la sociedad religiosa, beatificada en el año 1614, en la cual aparece profundamente turbada ante uno de sus episodios místicos, en el que un angel traspasa su corazon con un dardo de oro. La escena recoge el momento en el que el ángel saca la flecha, y la expresión del rostro muestra los sentimientos de Santa Teresa, mezcla de dolor y placer. La obra forma parte de una gran escenografía.También queda representada la familia de Cornaro en dos palcos,uno a cada lado. Las figuras están realizadas en mármol blanco principalmente, y los rayos del sol de bronce. Tiene una altura de 3,5 metros. La fuerte expresividad de la obra, el desorden de las figuras y en especial del pliegue del manto de la santa, denotan que es de claro estilo barroco. Bernini además pintó la capilla donde fue colocado el conjunto, para darle mayor realismo y sensación de misticismo. Además la santa refleja en su rostro el trance, mientras que sus miembros cuelgan desmayados, y los ropajes se pliegan y se mueven. Los pliegues de la ropa producen plasticidad gracias a las luces y sombras, que se combina con la iluminación celestial realizada en bronce dorado.

    VALORACIÓN:
    La expresión de la Santa en plena transverberación, constituye una de las más grandes realizaciones de todo el arte barroco. La expresión cuadra con el intenso dolor que la santa describe cuando relata la transverberación.
    Bernini expresa con acierto el intenso dolor físico en la expresión facial que según la santa, se unía a un estado de alegría divina. Esta capilla escenográfica unifica los temas de toda una vida tratados por Bernini, fiel al sentimiento barroco. La unidad de arquitectura, teatro, y escultura que se encuentra en este complejo es también un rasgo barroco, con el Espíritu Santo como un baño de luz o guiado por los rayos dorados que enmarcan la estatua y provienen de las ventanas en la parte superior de la capilla, lo que permite al cielo entrar en la iglesia.Los efectos son teatrales, incluyendo el discurso que la santa sugiere flanqueada por el linaje de los Cornaro. Para añadirle dinamismo, Bernini ha trabajado la piedra en olas de tela, evocando el terremoto espiritual que rodea a
    Teresa. Un viento divino agita la ropa del ángel. Éste sonríe casi travieso. La nube sin pulir parece casi superflua; la ropa de Teresa parece que la basta en su levitación.

    FUENTES:
    http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89xtasis_de_Santa_Teresa
    – AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del a+rte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Página 291.

  8. Alejandro Fdez.-Cotta Andrade dice:

    IDENTIFICACIÓN:

    Nos encontramos ante el Éxtasis de Santa Teresa, considerada una de las obras maestras de la escultura del alto Barroco romano. Fue realizada por Gian Lorenzo Bernini entre 1645 y 1652. Se concibió para situarse en el lugar que el cardenal Cornaro había elegido para su enterramiento en la iglesia carmelita de Santa María della Vittoria de Roma, Italia.

    DESCRIPCIÓN:

    Representa a la santa profundamente turbada en uno de sus episodios místicos, en el que un ángel traspasa su corazón con un dardo. Mientras que sus miembros cuelgan desmayados, los ropajes se pliegan y mueven.
    La obra forma parte de una gran escenografía. La familia Cornaro, representada en dos palcos, uno a cada lado, asiste asombrada al milagro, como si estuviera en un teatro.
    En el grupo escultórico, el color de los mármoles, las pinturas y el dorado de los metales acentúan la riqueza cromática. Los juegos lumínicos se logran mediante la iluminación cenital.
    La santa refleja en su rostro el trance, dando a los paños del pesado hábito carmelita una ligereza casi inmaterial.
    Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminación celestial realizada en bronce dorado.
    Tiene una altura de 3,5 metros. La fuerte expresividad de la obra, el desorden de las figuras y en especial del pliegue del manto de la santa, denotan que es de claro estilo barroco. Bernini además pintó la capilla donde fue colocado el conjunto, para darle mayor realismo y sensación de misticismo.

    VALORACIÓN:

    La expresión de la Santa en plena transverberación, constituye una de las más grandes realizaciones de todo el arte barroco. Bernini expresa con acierto el intenso dolor físico en la expresión facial que según la santa, se unía a un estado de alegría divina.
    Esta capilla escenográfica unifica los temas de toda una vida tratados por Bernini, fiel al sentimiento barroco. La unidad de arquitectura, teatro, y escultura que se encuentra en este complejo es también un rasgo barroco, con el Espíritu Santo como un baño de luz o guiado por los rayos dorados que enmarcan la estatua y provienen de las ventanas en la parte superior de la capilla, lo que permite al cielo entrar en la iglesia.
    Los efectos son teatrales, incluyendo el discurso que la santa sugiere flanqueada por el linaje de los Cornaro. Para añadirle dinamismo, Bernini ha trabajado la piedra en olas de tela, evocando el terremoto espiritual que rodea a Teresa. Un viento divino agita la ropa del ángel. Éste sonríe casi travieso. La nube sin pulir parece casi superflua; la ropa de Teresa parece que la basta en su levitación.

    FUENTES:

    http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89xtasis_de_Santa_Teresa
    – AGUILAR DÍAZ, Carmen. “Historia del arte 2º Bachillerato”, editorial Santillana. Madrid, 2009. Página 291.

  9. Luis Fernando Lopez dice:

    IDENTIFICACIÓN:

    Este conjunto escultórico pertenece al Éxtasis de Santa Teresa de Gian Lorenzo Bernini, la fue su verdadera vocación y se convirtió en el modelo a seguir en el barroco durante un siglo. Fue realizada entre los años 1645-1652 y se concibió para situarse en el lugar que el cardenal Cornaro había elegido para su enteramiento en la iglesia carmelita de Santa maría della Vittoria de Roma.

    DESCRIPCIÓN:

    Representa a Santa Teresa profundamente turbada ante uno de sus episodios místicos, en el que un ángel traspasa su corazón con un dardo. La obra forma parte de una gran escenografía. La familia Cornaro, representada en dos palcos, uno a cada lado, asiste asombrada al milagro, como si estuviera en un teatro.

    El magnífico grupo escultórico por sí solo no causaría el impacto que ocasiona al participar de la extraordinaria escenografía de la capilla. En esta el color de los mármoles, las pinturas y el dorado de los metales acentúan la riqueza cromática. Los juegos lumínicos se logran mediante filtros, como el trampantojo cenital donde una corte de querubines acompaña al Espíritu Santo.

    La santa refleja en su rostro el trance, mientras que sus miembros cuelgan desmayados, y los ropajes se pliegan y se mueven. Los pliegues de la ropa producen una espectacular plasticidad a base de luces y sombras, que se combina con la iluminación realizada en bronce dorado.

    VALORACIÓN:

    La obra llama la atención por su dramatismo, el movimiento y el virtuosismo en el tratamiento de la piel y las texturas. Bernini se sentía especialmente orgulloso de la calidad con la que había conseguido representar el cabello de Dafne. Se caracteriza por el dramatismo y la plasmación de emociones intensas, el gusto por captar un instante de tiempo, el movimiento, el realismo, y el detallismo a la hora de representar la anatomía, los rostros, la piel y los ropajes.

    La expresión de la Santa en plena transverberación, constituye una de las más grandes realizaciones de todo el arte barroco. Atribuyen que la expresión cuadra con el intenso dolor que la santa describe cuando relata la transverberación. Bernini expresa con acierto el intenso dolor físico en la expresión facial que según la santa, se unía a un estado de alegría divina.

    Esta capilla escenográfica unifica los temas de toda una vida tratados por Bernini, fiel al sentimiento barroco. La unidad de arquitectura, teatro, y escultura que se encuentra en este complejo es también un rasgo barroco, con el Espíritu Santo como un baño de luz o guiado por los rayos dorados que enmarcan la estatua y provienen de las ventanas en la parte superior de la capilla, lo que permite al cielo entrar en la iglesia.

    FUENTES:

    – (1) AGUILAR DÍAZ, Carmen. Historia del Arte 2º de Bachillerato. Editorial Santillana. Madrid, 2009, Página 288 y 291.
    http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89xtasis_de_Santa_Teresa

  10. Jose Antonio Herrera dice:

    IDENTIFICACIÓN:

    Nos encontramos ante una escultura barroca italiana, concretamente el Éxtasis de Santa Teresa, realizada por Bernini, entre los años 1647-1651. Se encuentra en Iglesia de Santa María de la Victoria (Capilla Cornaro). Roma.

    DESCRIPCIÓN:

    En esta escultura se representa a Santa Teresa, que está recostada sobre unas nubes y elige, como el momento preciso, el clímax emocional de la Santa. El ambiente supranatural se aumenta por esa luz cenital que resbala por los rayos dorados y que simboliza la divinidad iluminando al conjunto. Pero esa luz es captada de diferente manera por la Santa que por el ángel por la diferente textura de sus ropajes, el mármol está labrado de diferente forma, pulido y rugoso y la luz influye de diferente manera en cada superficie. El ángel que acaba de bajar del cielo está sonriente, con el dardo divino que penetró el pecho de la Santa en el momento del éxtasis, pero su plegado es distinto al de la Santa porque el ángel acaba de descender y lleva el vestido pegado al cuerpo siguiendo la técnica de paños mojados. En la Santa el paño es más pesado, con un plegamiento más tosco, más acartonado. Tanto el pie como el brazo caen hacia abajo. Parece como si todo el cuerpo fuera elevándose sin esfuerzo por encima de esa nube.

    VALORACIÓN:

    En este sentido Bernini se nos muestra plenamente consciente del nuevo valor didáctico que tendrá la imagen en el Barroco, puesta al servicio y propaganda de los grandes poderes de la época, en especial, en Italia, el de la Iglesia Católica, triunfante y militante, que había surgido del Concilio de Trento y estaba siendo extendido por la recién fundada Compañía de Jesús. En dicho Concilio se buscó un arte que conmocionara al espectador enseñándole de forma emocional (como también haría Caravaggio o la imaginería española) y teatralizando las escenas para hacerle participar de forma activa frente al elitismo anterior del Renacimiento.

    Su influencia será inmensa en toda la escultura posterior, tanto barroca (aunque en España entrará tardíamente, hacia finales del XVII) como neoclásica (Cánova) o de Rodin. Muchas de sus características serán, incluso, recogidas por la pintura, como el caso de Rubens.

    FUENTES:

    Apuntes de historia del arte 2º de bachillerato del colegio Buen Pastor
    http://seordelbiombo.blogspot.com.es/2012/03/analisis-y-comentario-del-extasis-de.html
    http://artetorreherberos.blogspot.com.es/2010/03/comentario-del-extasis-de-santa-teresa.html